Dionisio Ramón Emilio Valdés Amaro, más conocido como Bebo Valdés nació en Quivicán, Cuba el 9 de octubre de 1918 , y falleció el pasado día 22 de marzo del 2013. []Además de pianista, su faceta más conocida, ha sido compositor, arreglista y director de orquesta. de música cubana y jazz , y es una figura central de la época de oro de la música cubana; padre de Chucho Valdés.

Comienza su carrera profesional en La Habana, como pianista de una de las orquestas más populares de la época, la de Julio Cueva. Durante la década de los cuarenta, conoce a Israel López Cachao, contrabajista que cambia el curso de la música cubana con su danzón «Mambo». Bebo tocó en la orquesta de Armando Romeu en Tropicana, y fue asesor musical del célebre cabaret.

En 1952, el productor Norman Granz, entusiasmado por la reacción al jazz afrocubano en Nueva York, encarga a Valdés una grabación de jazz cubano pionera en el momento, con Beny Moré como vocalista, es la primera descarga de jazz cubano que se graba en la isla. En esas fechas, la orquesta de Valdés se escucha en la radio a lo ancho y largo de la isla. Bebo creó un nuevo ritmo, la batanga, y acompañó a los artistas del sello Gema, como Rolando Laserie.

Al comienzo de los sesenta en México, es director musical del bolerista chileno Lucho Gatica. Al abandonar Cuba, por discrepancias con el régimen castrista, Bebo también abandonó a su familia, a su esposa Pilar Valdés y a sus cinco hijos (entre ellos a Chucho). Tras una de gira por Europa con los Havana Cuban Boys decidió exiliarse en Suecia donde echó raíces y creo otra familia permaneciendo alejado de la música durante muchísimo tiempo.

Tras treinta años de relativo anonimato, el 25 de noviembre de 1994, Valdés recibió una llamada de Paquito D’Rivera, quien le invita a grabar un nuevo disco en Alemania. Se produce un nuevo inicio en su carrera a los 76 años con la grabación de Bebo Rides Again. Comienza una nueva carrera a sus setenta y seis años.

Además de su participación en el documental musical de Fernando Trueba, El milagro de Candeal y Calle 54 (2000), Bebo grabó junto con Cachao y Patato Valdés el álbum El Arte del Sabor (2001) por el que recibió un premio Grammy al Mejor Álbum Tropical Tradicional.

En 2002, Fernando Trueba produjo Lágrimas negras, disco que une al cantaor flamenco Diego el Cigala con Bebo Valdés al piano. Tras su publicación en 2003 se convirtió en un éxito internacional reconocido con un Grammy, tres Premios de la Música, un Premio Ondas, cinco Premios Amigo, tres Discos de Platino en España y uno en Argentina, México y Venezuela. El diario The New York Times lo alaba como Mejor disco del año en el apartado de música latina y les abre las puertas a una gran gira por diversas ciudades del mundo. A finales de 2004 el disco había vendido más de 700.000 copias en todo el mundo.[]

Estuvo retirado durante tiempo en Benalmádena, un pueblo de la provincia de Málaga (España), hasta que falleció en Estocolmo (Suecia) el 22 de marzo de 2013.