Ismael Rivera (19311987) conocido como “Maelo”, “el Sonero Mayor de Puerto Rico” y también como “el Brujo de Borinquen” fue un cantante de música puertorriqueña, que formó parte y al mismo tiempo resultó fuente de inspiración, de la mayoría de soneros que, liderados por Jhonny pacheco, formaran la Big Ban, conocida como Estrellas de Fania.

 

Nació el 5 octubre de 1931 en Santurce, Puerto Rico. De niño se distinguió por un apasionado interés en la música y se las pasaba improvisando con latas y palitos, junto con su gran amigo Rafael Cortijo.

 

Primero limpiabotas y luego albañil, la primera vez que se juntaron para tocar Ismael y Cortijo fue en 1948, en el Conjunto Monterrey, dirigido por Monchito Muley, Maelo como conguero y Cortijo como bongocero. Pero no logró iniciarse como cantante hasta 1952 con la Orquesta Panamericana de Lito Peña, con quien se dio a conocer en todos los rincones de la Isla, y posteriormente consiguió la fama internacional. Un incidente de faldas precipitó su salida de la Orquesta Panamericana.

 

En 1954 se integra al grupo de Rafael Cortijo, con quien grabaría 17 discos, entre los cuales hay éxitos como “El negro bembón”, “Besitos de coco”, “Palo que tú me das”, “Quítate de la vía Perico” o “El yoyo” A finales de los 50, logran introducirse en los más reclamados salones de baile de Nueva York, y empieza aconocerse como sonero mayor, por ser uno de los primeros en iniciar el estilo de improvisación al cantar. Es sabido que una de las cosas que propicio la ruptura del combo de cortijo, fue el hecho de que Ismael fue enviado a la cárcel por 4 años por posesión de drogas en el 1962, lo que derivó en la formación del Gran Combo de Puerto Rico.

 

Al salir de la cárcel, el Sonero Mayor cantó con el percusionista Kako, Tito Puente y su propia orquesta, Los Cachimbos, para tocar lo que le gustaba. Desde la gran manzana, Maelo y los Cachimbos impactactaron el panorama musical con sus grabaciones “La controversia” y “La soledad”, y posteriormente “Mi negrita me espera” y “Dime por qué”. Con Kako y su trabuco grabó “Lo último en la avenida”. También grabó con la Fania All-Stars y en 1979 fue el artista mejor pagado por esa casa discográfica, solo superado por Celia Cruz.

 

Como anécdotas a recordar entre muchas, el beso de Ruben Blades a Maelo en la conferencia de prensa previa al concierto mayor celebrado en 1979 en Puerto Rico. O la recomendación que hiciera a Larry Harlow para que le diera una prueba de audición a su tocayo Ismael Miranda ( el niño bonito de la salsa), y quien en agradecimiento compusiera la canción “Para Ismael Rivera”

 

Murió de un infarto cardiaco el 13 de mayo del 1987.