Rubén Blades, Panameño nacido el 16 de junio de 1948, se podría considerar dentro de la historia de la salsa como un cantautor del mundo urbano, cuyas melodías narran cuentos prodijiosos que dibujan las escenas de las calles de cualquier barriada latina. Su estilo ha sido calificado como «salsa intelectual» y en muchos países se le conoce como el “poeta de la salsa”. Cantante, compositor, músico, actor, abogado y político, una de las figuras más cultas dentro de la historia salsera.

Desde los años setenta hasta la actualidad ha grabado más de veinte álbumes y ha participado como invitado en más de 15 grabaciones con artistas de distintos géneros y tendencias. En reconocimiento de su labor ha recibido seis premios Grammy. Ha incursionado en el cine participando como actor en diversas producciones tanto de Hollywood como del cine independiente.

 

Desde pequeño, Blades estuvo en contacto directo con la música ya que su madre tocaba piano y cantaba y, su padre era percusionista. En 1974, a los 26 años, se graduó como abogado en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá. Culminó sus estudios profesionales en la Facultad de Derecho de Harvard en 1985.

 

En 1968 participa en un disco con el grupo panameño Los Salvajes del Ritmo, donde el timbre de su voz se asemejaba a la del cantante  »Cheo» Feliciano. El año 1969 marca su debut como cantante y compositor cuando publica el disco de larga duración De Panamá a New York, con Pete Rodríguez. Posteriormente culminó sus estudios de Derecho en Panamá y por problemas políticos se trasladó a Miami y luego a Nueva York, buscando la oportunidad de introducirse en el ambiente musical. Allí buscó trabajo en la compañía discográfica Fania quien lo contrató en el servicio de correos de la empresa; lo que le permitió entrar en contacto y conocer a las figuras más importantes del sello disquero. En esa época Richie Ray y Bobby Cruz,Ismael Miranda, Roberto Roena y Bobby Rodríguez cantaron temas de su autoría.

 

En 1975 entra a formar parte como vocalista en la orquesta de Ray Barretto, durante dos años participó en varios díscos, y al mismo tiempo hacía los coros de muchas producciones discográficas del sello Fania. En 1977 se asoció con el trombonista y productor musical Willie Colón logrando gran éxito de ventas y el reconocimiento masivo del público. Juntos graban 5 discos que lo posicionan como el referente principal de lo que muchos llamaron la «salsa consciente o intelectual».

 

El 1982 marca el fin de la asociación con la orquesta de Willie Colón y generó una película homónima de bajo presupuesto donde Blades hace su debut como actor. Aún quedaban pendientes cuatro álbumes para el sello discográfico «Fania» pero Rubén Blades estaba decidido a continuar su carrera con banda propia y otro sello discográfico. Por lo que tuvo que realizar estos trabajos por puro compromiso contractual y cuyos logros artísticos fueron moderados. En 1984 Rubén Blades, inconforme con el trato recibido por Fania records, emprende su camino como solista bajo el sello Elektra Records. Blades apostó por un sexteto denominado Los Seis del Solar, conformado por: piano y sintetizador, bajo, sección rítmica y vibráfono. Blades decidió eliminar los trombones para apartarse del sonido de la banda de Willie Colón. Además, el hecho de tener pocos músicos contratados, le permitió desplazarse fácilmente para los conciertos y pagarles salarios altos de manera que se mantuvieran motivados.

 

En 1988, después de una exploración musical donde se alejó de la corriente principal de la salsa, Rubén Blades estrena la banda denominada: «Son del solar» que incorpora la sección de vientos y retorna las raíces de la salsa latina, con una orquesta completa que recordó su exitosa asociación con Willie Colón.

 

Entre 1996 y 2004, abre una trilogía de álbumes caracterizados por una apertura a distintas formas rítmicas y paisajes sonoros que muchos de sus seguidores, puristas de la salsa, pudieron no entender. Conceptualmente ecléctico por la variedad de ritmos: cumbias, rumba fusión, algo de funk y baladas, llegó decirse que: “si este es el rumbo que tomará Blades en su carrera artística es probable que jamás encuentre su camino de retorno a casa”, para referirse al abandono de sus raíces salseras. Pero después de algún trabajo con la Spanish Harlem Orquesta, en 2011 publicó el disco: “Todos vuelven” un doble álbum en vivo que también se editó en DVD donde Blades recorre sus más connotados éxitos.

 

Además de su faceta como cantante, ha estado muy involucrado en temas políticos y sociales. En 1994participó en las elecciones presidenciales de su país, en las que quedó en tercer lugar, con el 20 por ciento de los votos, y entre 2004 y 2009 ejerció el puesto de ministro de turismo.

 

El “Poeta Salsero”, escribe y canta convirtiendo sus canciones en vehículos de análisis que superan las tramas ideológicas que imponen los circuitos de poder.

 

En el video podemos ver al cantante en la Expo de Zaragoza de 2008